domingo, 16 de agosto de 2009

El tiempo y la poesía






Víctor Jiménez (Sevilla, 1957) es autor de varios libros de poesía. Hace años tuve ocasión de hablar con él de literatura y hasta ahora la pista se había perdido. La fortuna, por no decir el destino, ha hecho que vuelva a leerlo, que este nuevo encuentro se realice a través de unos poemas.


El tiempo entre los labios (Antología, 1984-2008)
(Calle del Aire, Sevilla, 2009), reúne veinticinco años de su obra. Un erudito prólogo de Fernando Guzmán Simón abre el libro (el estilo del estudio me gusta, pero desea decir tantas cosas en tan corto espacio que a veces las citas constantes confunden al lector). Guzmán Simón tiene las ideas claras sobre la poesía de Jiménez, pero no transmite los elementos esenciales.

El tiempo entre los labios contiene siete capítulos y una coda final. Todos sus poemas relacionados con el tiempo y su nostalgia, constantes en la obra de Víctor Jiménez. Buena lectura, poemas bien construidos y trabajados. Hay oficio de poeta en su lírica. Enormes poemas como “San Bernardo 10”, “Tarde de enero” , “Autor ante el espejo”, “Taberna inglesa” o “Dicen que la distancia”, para poner un ejemplo.

Tan solo debo agregar que hubiese preferido que figurase la procedencia de cada poema incluido en la antología, para así disponer de una visión más crítica de la obra.


6 comentarios:

Literature dijo...

Hola, me ha gustado tu blog, yo soy escritor nobel y me gusta aprender, te sigo por que creo que te lo mereces. Me gustaría que escribieras más.

Un saludo.

Liliana G. dijo...

Tuve oportunidad de leer algunos poemas de Jiménez, no por supuesto de esta antología recién editada sino de "Taberna inglesa", pero me bastó para darme una idea de su obra y sentirme gratamente identificada con sus escritos. Se le nota la frescura en la palabra, cosa para mí de relevancia, pues los poemas demasiado "tocados" (no trabajados), se perciben de lejos y a mi juicio le quitan el poder primigenio que el autor le ha conferido.
Tu crítica es clara, sobria y sin remilgos, además me has dado la oportunidad, como siempre, de conocer a un poeta español que bien se lo merece.

Un beso grande, Javier.

Píramo dijo...

Las apostilla final sobre la procedencia de los poemas es importante. En una antología debe figurar para hallar las transiciones poéticas del autor, su evolución o su unidad. Hay que decirle a Literature que su vocación es admirable y que, aunque no es imprescindible respetar la ortografía para ser un gran escritor (hay muchos casos famosos), no está de más tener un poco de cuidado, teniendo en cuenta que la lengua está al servicio de la Literatura. O a lo mejor yo me he equivocado y lo que pretendías decir es que ya eres todo un escritor, tan reputado que has merecido el Nobel de literatura. Si por el contrario, querías decir que estás empezando en esto, novel, con V. Con cariño.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Literature.

Recibe un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un fuerte abrazo Liliana.

Y mil gracias por todo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias Píramo.

Recibe un abrazo.