domingo, 26 de julio de 2009

Poética Elemental






Enrique Barrero Rodríguez (Sevilla, 1969) es un poeta digno. He leído tres libros suyos, y sobre ellos puedo opinar y comentar.

Por orden de lectura, debo indicar que Poética Elemental (Renacimiento, Sevilla, 2002) es el primer libro que terminé. Y para mí el mejor, con gran diferencia. Ha publicado media docena de poemarios, guardando una línea y un estilo. Mantiene un tono personal, con ritmo medido. Trabaja los versos y los cuida. Digna y cuidada podrían ser las definiciones de su obra.

Fe de Vida (Ángaro, Sevilla,2007) es un poemario circunstancial. Escrito por un motivo concreto. Sus versos mantienen el trabajo, son uniformes. De buena lectura y fácil comprensión. A veces descriptivos a veces interiores.

Liturgia de la voz abandonada (Los Cuadernos de Sandua, Córdoba, 2009) es una colección de sonetos muy bien construídos. De marcado tono religioso. El autor se desnuda en ocasiones al lector con su palabra.

Y me centro en Poética Elemental. Tres capítulos bien diferenciados. El primero a la creación (sublime), el segundo a la muerte, y el tercero al tiempo.

Me han gustado mucho los poemas “Palabras para un joven poeta”, “El hombre y su máquina”, “Asilo” y “Sergio a muerto de pronto”.

Buena poesía, bien trabajada y mejor realizada. Tan sólo debo indicar que a veces está falta de garra, y de chispa. Esa chispa que se consigue en los cierres de los poemas.


10 comentarios:

MarianGardi dijo...

A mi ya me gusta màs ahoçra la poesìa libre que los sonetos y desde que mi maestro Ricardo, un poeta de Zaragora excelente, ha corregido algunas de mis parrafadas, parece que ya ando con patines, pero nunca termina uno de aprender.
Besos poeticos, no soneteados

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Nadie termina de aprender Marian. Ni los grandes.

Pero disfrutamos con su lectura.

Un abrazo.

Enrique dijo...

Hola, amigo, cómo verte “supuestamente” haciendo crítica poética espontánea o aficionada. Alguno de la memoria histórica literaria de segunda, que dice cosas, me llevó a cierta pésima antología de la poesía sevillana, de la cual fuiste también autor y donde se lleva un tiempo mal hablando de aquella poesía de la experiencia y a la editorial Renacimiento. ¿Qué ha pasado, tal fuerza tiene la conversión, es obra de algún …?

Un cordial saludo bético desde la segunda literaria.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Hola de nuevo Enrique.

Me he permitido el lujo de "caparle" el álogo, ya que en mi casa ni se habla de religión, ni de dios, ni mucho menos de los santos "inocentes".

Por lo demás, vuelvo, como en la entrada anterior, a respetar su opinión, debidamente.

Renacimiento era un coto privado de caza, y ahora publica todo. Lo bueno, que a mí me guste, lo comento, lo que no me guste, no lo voy a comentar.

Un cordial saludo y gracias.

Pd. Señor o señora Enrique, es bonito acudir con un nombre y una identidad, y dejarse de ocultismos absurdos. Si mantiene una opinión, yo la voy a respetar. Señor o señora Enrique.

Enrique dijo...

Gracias, Señor Javier, lo fundamental es que haya respeto en las opiniones. Asimismo he de decirle que no argumenta verazmente, usted no criticaba un momento editorial, sino a los padres de una corriente poética, pero es muy extraño que ahora aprecie a los hijos de aquellos Padres que no le gustaban y que además son malas copias. Ahora sí es el momento del rechazo, no antes, ¿cómo explica esto? Debe de haber conocimiento, criterio honesto y sostenido, porque estos cambios o bandazaos no son explicables. Se lo demuestro con critica rigurosa e infinidad de ejemplos en libros y atuores.

Un coridal saludo y gracias por su atención, así como disculpas por el anonimato, lo importante son los hechos y las ideas.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Buenas noches Enrique.

Veamos. Si usted ha leído esa "nefasta" Antología de la que habla, antes de explicarle, debo decirle que en la introducción se indica claramente, que el otro autor se hizo cargo del estudio introductorio completo y yo me limité a realizar la antología y la selección de poemas de los vates que en ella figuraban.

Eso se expresa claramente al comienzo de la obra.

No obstante, sí deseo indicarle, a raíz de su comentario, que aún puedo criticar obras que usted considera "esenciales", otras en cambio, yo personalmente nunca las he criticado.

Las que critiqué las sigo criticando, por su escasa calidad.

En esa época escribía reseñas y artículos en numerosos medios de comunicación nacionales, y siempre, los que critiqué (le dije anteriormente en el día de ayer) los hice desde mi punto de vista esencialmente. Exclusivamente era una opinión personal,como la de cualquier otro.

Por tanto no ha existido, ni existen cambios o "bandazos" que usted indica.

Por útimo quiero indicarle, que los poetas en torno a Renacimiento nunca formaron un grupo o tendencia Literaria. Ni creo en las corrientes, ni en los grupos, ni en las tendencias. Cada poeta es uno, individual. La creación es totalmente personal. Y un poeta se nutre de diversas leches que ha mamado. Pero su voz es única, se hace única.

No creo que ahora existan malas copias de los "Padres", ya que no creo en esos padres. Creo en los buenos poetas, y en los malos poetas. Y la Literatura como la pintura o el cine, si se edita, se muestra en un museo o se realiza un estreno, están abiertos a la crítica.

En fin. Muchas gracias de nuevo por su álogo, y me quedo con dos cosas. La introducción y el estudio de esa antología no la realicé yo, y lo segundo, no creo en las tendencias o grupos, o corrientes, creo en el poeta uno, único, como voz. Y como tal será bueno o malo,en función exclusivamente de sus capacidades.

Un cordial saludo, nuevamente.

Píramo dijo...

Cambiando de tercio respecto al debate entre el Sr. o la Sra. Enrique y nuestro aloguista principal, quisiera destacar la importancia que tienen, Javier, esos cierres a los que aludes en tu reseña. El colofón de un poema es ciertamente su cierre, conclusión que resume, enfatiza o sorprende a los versos precedentes. Por eso gusto del soneto, clasicón como soy.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Píramo.

Un fuerte abrazo.

Es difícil hacer buen cierre.

Basurero Usurero dijo...

Don Javier, unos estimados y cordiales saludos en nombre del pueblo peruano. Suerte.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un saludo para vosotros Basurero Usurero.