jueves, 24 de septiembre de 2009

Biografía impura






Lleva once años sin publicar poesía y aparece este libro cargado de fuerza. El mejor Juan Cobos Wilkins (Riotinto, Huelva, 1957) nos presenta Biografía Impura (Vandalia, Sevilla, 2009).

Íntimo y personal, el autor se refleja en las distintas etapas de la vida. El camino hacia la observación. La llegada a la madurez del poeta.

Tras un breve pero aclarador y luminoso poema inicial (“Ars Vivendi”), el libro lo componen cuatro partes o cuatro etapas: El Niño, El Adolescente, El Joven y Poeta.

Poemas muy trabajados, muy conseguidos, perfectamente armónicos y bien construidos. Cobos Wilkins nos da lo mejor de su lírica, lo que tenía guardado. Su estilo permanece, su clase se distingue, pero ahora sus versos han madurado. Ha pasado las etapas de su creación hasta conseguir una obra redonda.

Cuando ojeé el libro leía a Cobos Wilkins, y leía su poesía (es su estilo). Pero tras la lectura completa, intensa y vivida reconozco que es lo mejor de su poesía, este libro es muy difícil de superar, lo tiene todo.


16 comentarios:

Capitán dijo...

Viniendo de ti tan magnífica crítica, el libro debe ser digno de leerse. Lo buscaré.

Un abrazo

Píramo dijo...

Ratifico, con Capitán, la curiosidad por el libro. Como no lo he leído no puedo opinar. Pero, sin hacerlo, sólo cambiaría el manido "Ars vivendi" por otro título.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un fuerte abrazo Capitán, y gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Un abrazo y gracias Píramo.

siempreconhistorias dijo...

Pues a buscar tocan de nuevo y eso que tan buenísima crítica me da miedo.
Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias siempreconhistorias.

Un saludo.

Alma Mateos Taborda dijo...

Dejo un abrazo mientras busco el libro guiada por tu crítica.

Miradme al menos dijo...

Cobos Wilkins es un poeta de raza, que respira poesía en cada uno de sus actos. Es lógico que el poeta vuelva a lo que es, aunque haya épocas de silencio (que también es necesario).
Un abrazo.

Montse Viver dijo...

Estuve en Riotinto, me emocionó muchísimo ver los restos de la codicia en busca de oro y otros minerales. Pensé que los habitantes de aquel lugar han de ser distintos al resto de los mortales: colonizados, explotados en duros trabajos.
Imagino, a juzgar por el segundo apellido, que quizá ese poeta sea la excepción que confirma la regla. En todo caso seguro que me interesa leer esa poesia, nacida en este lugar tan singular e inolvidable.

Gracias por darlo a conocer,Javier,
un saludo afectuoso.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Otro abrazo para ti Alma, y gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

De pura raza Miradme.

Un fuerte abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias a ti Montse.

Un abrazo.

Doloralfa dijo...

Ha conseguido usted despertar mí interés,desconozco al autor y quisiera que me recomendase otra obra suya, además de la comentada, por la cual empezar a introducirme en sus letras, muchas gracias y mi mas sincera enhorabuena por el blog.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Le recomiendo la obra en prosa "El corazón de la tierra".

Muchas gracias Doloralfa.

Doloralfa dijo...

Gracias y que el blog siga este rumbo sople levante o poniente mi capitán, un saludo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Gracias de nuevo.